¿Qué es la alergia?

La alergia es la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo a sustancias normalmente inofensivas, como pólenes, alimentos y ácaros del polvo domésticos. Aunque estas sustancias (alérgenos) no suponen un problema para la mayoría de las personas, el sistema inmunitario de las personas alérgicas identifica estas sustancias como una “amenaza” y produce una respuesta inadecuada4.

La exposición a alérgenos similares produce distintos patrones de enfermedades alérgicas en los niños. Esto puede ser resultado de distintos patrones de entrada del alérgeno. La piel actúa como una barrera contra la entrada de alérgenos. Los defectos en la barrera cutánea, comunes en la población, se han relacionado con patrones de sensibilización más graves y enfermedades alérgicas peores. De este modo, la presencia de exposición a determinados alérgenos puede relacionarse con síntomas mediante las pruebas de alergia y ayudará a distinguir entre personas sensibilizadas y no sensibilizadas, lo que permite ofrecer directivas para un mejor tratamiento.

 

Síntomas de alergia

Los síntomas de alergia son muy variados y a menudo pueden confundirse con otras enfermedades. Algunas presentaciones de alergia comunes incluyen la rinitis, el asma, el eccema, la anafilaxia, la alergia alimentaria y la alergia ocupacional. Estas enfermedades presentan una serie de síntomas que a primera vista podrían no atribuirse necesariamente a una alergia y, de este modo, pueden dar lugar a un tratamiento inadecuado del paciente.

Eccema

  • Piel anormalmente seca
  • Manchas secas por despigmentación
  • Exantema eritrodérmico
  • Prurito
  • Vesículas supurantes
  • Vesículas costrosas
  • Vesículas ulcerativas
  • Placas eritematosas
  • Placas liquenificadas excoriadas con ligera pigmentación
  • Agotamiento
  • Placas excoriadas gruesas y pálidas

Asma

  • Sibilancia
  • Falta de aliento
  • Presión en el pecho
  • Tos

Rinitis

  • Nariz taponada
  • Secreción nasal
  • Descarga nasal posterior
  • Enrojecimiento y picor de ojos
  • Ojos llorosos
  • Estornudos repetidos
  • Cefalea
  • Picor nasal
  • Dolor facial
  • Otalgia
  • Cansancio

Alergias alimentarias

  • Síntomas leves
  • Picor bucal
  • Urticaria
  • Prurito intenso
  • Hinchazón del rostro
  • Sensación de gran calor o frío
  • Ansiedad creciente
  • Aspecto pálido/colorado
  • Tos o sibilancia leve
  • Dolor abdominal
  • Náusea
  • Nivel de consciencia reducido
  • Diarrea
  • Síntomas graves
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancia
  • Ronquera
  • Tos estertorosa/asfixiante
  • Labios amoratados
  • Ausencia de respuesta
  • Desfallecimiento

Anafilaxia

  • Falta de aliento
  • Sibilancia
  • Inflamación de garganta
  • Tos
  • Rinitis
  • Náusea
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Hinchazón de la piel (labios y ojos)
  • Dolor de estómago
  • Urticaria
  • Piel colorada
  • Picor sin erupción
  • Pérdida de consciencia
  • Baja presión sanguínea
  • Cefalea
  • Convulsión
  • Dolor subesternal

Adaptado del libro blanco WAO 2011 y de las directrices NICE 2011.3,5

¿Por qué realizar pruebas de alergia?

Lo que puede parecer un desencadenante evidente podría ser solo la “punta del iceberg”. Dado que algunos pacientes atópicos son alérgicos a más de un alérgeno, es importante identificar todos los alérgenos que contribuyan a los síntomas para asegurar un alivio óptimo de los síntomas.

Haga clic para obtener más información sobre las ventajas de las pruebas en:

 

Identificar la alergia

La alergia puede identificarse mediante un proceso en tres fases:

1. Historial

El diagnóstico de la alergia comienza con un examen físico y un historial del paciente centrado en las alergias. Hacer algunas preguntas clave le proporcionará un historial detallado (para la alergia alimentaria, indique si la alergia es mediada por IgE o no) y le permitirán realizar un correcto tratamiento de su paciente. Las preguntas clave deben centrarse en:

  • Historial personal, familiar y ambiental del paciente
  • Alérgenos sospechados
  • Tiempo transcurrido entre la exposición y los síntomas
  • Síntomas

2. Pruebas Diagnósticas

Evalúe la necesidad de realizar pruebas diagnósticas

Si el historial del paciente sugiere una alergia mediada por IgE, realice un análisis de sangre (IgE específica para alérgenos). También puede realizarse una prueba cutánea, si se dispone de personal formado y competente, en un entorno clínico con instalaciones y apoyo clínico suficientes5. Las pruebas de IgE específica pueden realizarse en cualquier paciente, sin importar su edad, síntomas alérgicos (p. ej., eccema) y medicación. Phadiatop es un screening de aeroalérgenos, que se puede realizar con una simple extracción de sangre y que confirmará si el paciente está sensibilizado o no, confirmando o descartando alergia.

Descargue las herramientas clínicas para obtener más información sobre sobre los alérgenos para los que deben realizarse pruebas.

Al extraer sangre para un análisis, una muestra de 1 ml de sangre entera es suficiente para probar hasta 10 alérgenos diferentes

Interpretación de los resultados de la prueba

Los resultados deben leerse junto con el historial clínico.

3. Tratamiento

Evitar o reducir la exposición a los alérgenos puede aliviar o reducir los síntomas.

En la alergia respiratoria, los síntomas pueden tratarse con medicación, sin embargo, los pacientes, en especial los asmáticos, podrían estar en riesgo de sufrir reacciones graves, por lo que debe prestarse asesoramiento sobre cómo reducir estos alérgenos en el ambiente.5

Encontrará herramientas para el tratamiento en la sección de recursos.

El historial del caso no basta por sí solo; no haga elucubraciones, sino pruebas

Adaptado de Duran Tauleria, 2004 y Niggemann 2008. Allergy 2004;59 (suppl 78): 35-41 y Pediatr Allergy immunol 2008; 19:325-331. Estudio en pacientes con síntomas de eccema, sibilancia y/o asma, y rinitis en la atención primaria.3,4

Al añadir las consideraciones anteriores a los resultados de una prueba de anticuerpos IgE, en combinación con el historial médico anterior y un examen físico, es posible refinar la investigación de la alergia para obtener una imagen muy informativa.


¿Recomendaría este contenido?

Califica este contenido

Por favor, seleccione una opción
Gracias por su respuesta
Referencias
  1. Punekar YS and Sheikh A. Clin Exp Allergy 2009; 39: 1889-1895.
  2. Mintel Oxygen Reports. Not to be sneezed at- almost half of all Brits are allergy sufferers. 2010. Available from www.mintel.com/press-centre/press-releases/512/not-to-be-sneezed-at-almost-half-of-all-brits-are-allergy-sufferers: last accessed April 2013.
  3. Pawanker (Ed) et al. White book on allergy, 2011; World Allergy Organisation UK.
  4. Allergy UK. Available from https://www.allergyuk.org/what-is-an-allergy/what-is-an-allergy last accessed September 2015.
  5. National Institute for Health and Clinical Excellence. Food allergy in children and young people (CG116). 2011. London: National Institute for Health and Clinical Excellence.
  6. Eggleston PA. Control of environmental allergens as a therapeutic approach. Immunol Allergy Clin North Amer. 2003;23(3):533-547.

Está interesado en nuestra Allergy/Autoimmunity Education?

En qué áreas está más interesado?

Al registrarse, está reconociendo que ha leído y comprendido la Política de privacidad de Thermo Fisher Scientific

Sus datos han sido enviados con éxito.